Teorías de Comunicación: El Enfoque Crítico

Por: Alejandra Valencia Cantoral

¿Es mejor el enfoque crítico que el positivista o el interpretacionista? Me parece que no podría calificarse como superior a ninguno de los planteamientos de éstas teorías; sin embargo, sí se puede hablar de una mayor identificación y relevancia social de uno sobre el otro. Ninguno de los enfoques son erróneos y todos sus estudios sobre la comunicación de masas y los procesos que se llevan a cabo con sus respectivas consecuencias son relevantes para la sociedad.

La teoría crítica tiene su origen en la Escuela de Frankfurt, entre sus principales representantes podemos mencionar a Adorno, Hall, Barthes y Gramsci. Esta escuela surge cómo después de la 1ª Guerra Mundial en dónde se cuestionaba la inexistente revolución prevista por Marx; la teoría se desarrollaría durante la 2ª Guerra Mundial, teniendo gran influencia en ella lo ocurrido en los campos de concentración, para posteriormente cambiar su enfoque y sede a la Universidad de Columbia.

Las principales características del enfoque crítico que lo diferencian de los demás son que tratan a la comunicación dentro de un contexto social, cuestionando su rol como promotora de la desigualdad económica y política, y como medio de reforzamiento de la ideología dominante.

Hoy en día, es probable que muchos de los postulados de la teoría sean cuestionados y rechazados, pues aunque es cierto que diversos medios, y sobre todo hablando de publicidad, se enfocan a promover los intereses de los grupos dominantes, ya sea porque disponen de enormes recursos económicos para anunciarse o del poder para aparecer y ser mencionados sobre su competencia, también es cierto que el individuo no se encuentra completamente alienado como supone dicho enfoque.

Sí, somos bombardeados diariamente por los medios, desde la televisión, radio, carteles, publicidad en productos de uso diario, internet… pero ahora existen diversos foros como los blogs o redes sociales donde las personas pueden expresar su opinión o consultar la de otros, pese a que sean contrarias a la de la clase dominante. Vivimos en una era en donde el acceso a la información es rápido, amplio, constante y globalizado.

Hay aspectos de la Teoría Crítica que ya no son del todo aplicables a la sociedad moderna, pero si hay algo rescatable de dicho enfoque es su visión del filósofo, del comunicador u observador como agente de cambio social. Ir más allá de sólo interpretar los hechos, tratar de cambiar al mundo; uno mismo como individuos dentro de una sociedad, deberíamos dejar de quejarnos y hacer algo respecto.

Escuela de Frankfurt

Acerca de Alejandra Valencia Cantoral

LIC TEATRO
Esta entrada fue publicada en Primeros Estudios y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.